Praga, a orillas del Moldava

Un recorrido fotográfico por su casco histórico, que es patrimonio de la Humanidad.

Deambular por calles que alimentaron a Kafka y a Kundera o que inspiraron el Teatro negro. Vagando por el Barrio pequeño  se puede encontrar el Grand Café Orient, el primer edificio cubista del mundo o desembocar en la Plaza de la Ciudad vieja. Alli  es recomendable ver pasar la vida, contemplando el Reloj astronómico y el Viejo Ayuntamiento.

Subiendo por angostas callecitas empedradas  se cruza el rio por el puente Carlos y se llega al Castillo.  En el esperan la Catedral de San Vito, la Basilica de San Jorge. Por fin  se entra en el callejón de Oro donde alguna vez vivió Franz Kafka.

Praga es una ciudad que invita a soñar.

lopezsanti

Medico cardiólogo Apasionado de la fotografía, la musica y las letras

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s